miércoles, 11 de agosto de 2010

La Rioja, Tierra Amiga


Algo tiene esta tierra de Historia, vinos y viandas que cada visitante cuando la deja, mirando hacia atrás, queda pensando cuando repetirá. Cuna de lengua universal, uno de los tramos más bellos que el peregrino recorre en el Camino Francés, tierra de berones, celtíberos, romanos, visigodos, musulmanes y cristianos cuyos vestigios perduran en el tiempo. Tierra de admirados viñedos, de frutas, legumbres, embutidos, corderos, fardelejos, mazapanes y de queso de Cameros.



Tierra de castillos que hablan de Reconquista, de cruentas batallas como Clavijo donde el mismo Santiago a las tropas alienta, de bellas catedrales y en una de ellas, donde cantó la gallina después de asada, de monasterios y pergaminos donde por primera vez aparece la lengua castellana.





De dinosaurios que en la roca dejaron su huella inmortalizada, de Dólmenes y un sinfín de arte que contemplar desde el prerrománico, el románico, el gótico, el renacentista, al barroco y al neoclásico.








Tierra de conservas artesanas, de encaje de bolillos, de zapatos, barricas, almazuelas y cerámicas. Tierra que a San Mateo le ofrecen la vendimia, de la Virgen de Valvanera, de danzadores sobre zancos voladores, de “picaos” penitentes que cumplen con sacrificio su promesa, panteón real de bravos Señores.







De fiestas que terminan en una alegre Batalla del Vino, de procesiones de doncellas cuyo origen se pierde en los tiempos remotos, de balnearios que te envuelven en quietud y sano sosiego. 




Tierra de valles, bosques, sierras y ríos. Tierra que huele a zurracapote, golmajería, ristras de pimientos, bodegas y sarmientos.


De gente tenaz, franca y sociable que siempre está dispuesto a acoger al visitante desconocido, como buen amigo. Todo esto… es la Rioja.









Anguiano





Ortigosa de Cameros                         Nájera

Pradillo

















No hay comentarios:

Publicar un comentario