miércoles, 14 de marzo de 2012

Mamont Vodka, en honor al Gran Mamut Yukagir


Este vodka tiene su historia antes de su aparición en el mercado. Una expedición en el Ártico, un aterrizaje de emergencia en medio de los glaciares, una espera larga, fría y tensa que se combate a golpe de vodka y la promesa de los presentes por encontrar el Gran Mamut si todos lograban salir de aquella situación. Una de esas personas era un sueco, Frederick Paulsen.

Cuando en el 2003 se descubrió un mamut en la congelada tundra siberiana, en perfecto estado incluso con su pelo, Paulsen envió una expedición científica para estudiar al Gran Mamut Yukagir. La pasión que tenía por el vodka junto la alegría de encontrarse con el Gran Mamut hizo que se le ocurriera sacar un nuevo vodka que fusionase ambas pasiones. El vodka resultante, Mamont, ha sido elaborado por la destilería siberiana Itkul, una de las más antiguas y prestigiosas de toda Rusia, bajo los baremos estudiados de la empresa Marussia Beverages, fundada por Paulsen para tal ocasión.

Este vodka utiliza agua de excepcional pureza sacada de un pozo artesiano en la zona siberiana de la cordillera de Altai, una cordillera que por su importante y original biodiversidad ha sido declarada en 1998 Patrimonio de la Humanidad. El agua de este pozo es filtrada a través de estratos de roca volcánica. Se utiliza solo los mejores granos de trigo, centeno y mijo de la zona. Para conseguir tal pureza, transparencia y suavidad se realizan cinco destilaciones y a continuación se filtra tres veces utilizando carbón de abedul siberiano que contiene iones de plata. Además como toque especial se le añade un alcohol destilado del cedro, antaño árbol sagrado en esa zona y cuyo fruto era un alimento muy apreciado por los mamuts.





Para diseñar la botella, se le hizo un molde a un cuerno autentico de Mamut. Los dos colores que hay son el blanco (de la nieve) y el amarillo (por color marfileño del cuerno). El tapón tiene dibujado el mapa de Siberia. Todo muy cuidado.





CATA

Botella, como ya lo hemos avanzado, de diseño, muy original. Volumen Alcohólico 40%

Visual: Color transparente, limpio, brillante y de espesa lágrima.

Nariz: Elegante y sorprendente. Fue cata a ciegas y la ausencia de patata y esa delicadeza que le da las 5 destilaciones nos confundió por completo, nos inclinamos a un eau de vie. Algo floral, frutos secos y especias.

Boca: Ataque sedoso aun siendo lo vigoroso que es el vodka, elegante y equilibrado. Los frutos secos y los especiados, sobre todo con ligero picor (¿nuez moscada?) son las notas predominantes. Su final es de gran recorrido y realmente seco.





Un excelente trabajo en honor al Gran Mamut Yukagir, uno de los descubrimientos científicos más importantes de la última década. Su RCP, sobre los 35€, correcta.




2 comentarios: