martes, 6 de mayo de 2014

Pisto con huevo, una receta tan fácil como sana y sabrosa



Vamos a desarrollar una receta de pisto, ese comodín de la cocina castellana, con huevo solo para adultos. No, no es que lleve afrodisíaco, pero lleva vino blanco. Si no lo añadimos, es para todos los públicos.


Ingredientes

2 Cebollas medianas
2 Pimientos Verdes
4 Tomates medianos
1 Berenjena
1 Calabacín mediano
2 dientes de Ajo picaditos
4 Cucharadas de Tomate triturado
2 Huevos de gallina
1 vasito de Vino Blanco seco
Aceite Virgen Extra de Oliva
Pimienta Negra
Comino
Sal

Preparamos todos los ingredientes, picándolos. La berenjena, la partimos en rodajas y las ponemos en agua un poco salada para que pierda ese punto de amargor que tiene y también evitar que se ennegrezca.





Ponemos a pochar las cebollas a fuego lento y salpimentamos.







Dejamos reducir y añadimos los dientes de ajos y los pimientos picaditos. 







Después de 10 minutos incorporamos el calabacín, los tomates y el vasito de vino.

Por último, la berenjena y el tomate triturado. Rectificamos de sal y le damos un punto con el comino.






Dejamos cinco minutos, con la sartén o cazo tapado y tras ese tiempo añadimos los dos huevos. Removemos con una cuchara de palo unas cuantas veces y apagamos.




El pisto es un comodín al que le podemos añadir migas de bacalao, patatas fritas, garbanzos, lentejas, pasta o como cama para un pescado fino... es un plato con mil y una combinación. Si añadimos que es fácil de preparar, sano, económico y sabroso, ¡¡qué mas podemos pedir!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario