lunes, 4 de agosto de 2014

Marisquería d'Berto... Jurasic Park


Mi amigo donostiarra Pedro y yo, tenemos ese místico vínculo que es la pasión por la gastronomía y por compartir mesa y mantel con gente que no sólo saber comer, sino que disfruta con ello. Estábamos los dos en la zona del Salnés y me invitó a comer en este restaurante marisquería donde además de tener todo el pescado y marisco gallego, el tamaño no parece de esta era, sino más bien del periodo Jurásico. Creo que respondí afirmativamente a tal invitación en menos de 0,25 segundos!!


Empezamos por unas ostras, esos bocados de mar que te inundan la boca y te dan un subidón de todo (bueno y pecaminoso).



A continuación nos llegaron las zamburiñas negras que son las auténticas de la zona, hermosas, regias, inolvidables como un amanecer en la playa...



El pulso se me paró cuando llego un bogavante, o lubrigante como se llama por estos lares, a la sartén con un sutilísimo toque de ajo. ¿Se pueden contar las gotas de rocío en una fría mañana?¿Las estrellas en una noche despejada de verano? Tal cual.. sin palabras!



La Palometa Roja a la espalda hizo su aparición en la mesa. Nos encantó por su punto de preparación y por la intensidad de su sabor, no en vano se alimenta de mariscos y cefalópodos.



A veces dices "ya no puedo más" pero la segunda botella estaba aún viva y la cabra siempre tira al monte. Nos pedimos unas filloas rellenas de nata, de tamaño como una manta de Ezcaray, fina como el historial universitario de muchos políticos y sabroso como un beso apasionado.



Rematamos con dos cafes ristrettos bien tirados y de excelente calidad y unos Cuba Libres de ron haitiano Barbancourt, una marca desconocida que nos sorprendió por ser suave pero con personalidad.









Los vinos bebidos fueron un blanco y un tinto, ambos gallegos para cerrar este Cante a Galicia Hey, que decía Julio Iglesias. Empezamos por un godello 100% de la DO Valdeorras, Avancia Godello, un excelente vino fermentado en barrica y criado sobre lías, con untuosidad y sabrosa complejidad.







El tinto fue de la DO Ribeira Sacra, Lalama, un vino con 90% de uva mencía que hace poco subimos en cata y que nos volvió a engatusar con su elegancia.

Cómo podríamos proyectar las sensaciones de este memorable festín.. como si hubiera quedado con una amiga y con las horas notase que la química se va desbordando,  acabando en un garito de luz baja y música alta y sin necesitar palabras bailas, te besas y piensas "qué perfecto momento, qué bonita es la vida".... pues eso!






¿Y lo del Jurásico? Ay!...más valen unas imagenes que mil palabras...

         
                                    Cigalas de medio kilo





Lubina de 6,5 kgs



Percebes del roncudo







Restaurante Marisqueria d'Berto
Av Teniente Domínguez 84
O Grove - Pontevedra 
Tlf 986.733.447

4 comentarios:

  1. Tengo que decir que en el puente del Apostol, también cenamos ahi,, a parte de compartir mesa con dos excelentes personas amigas, hemos comido de lo mejor,, y bebido de lo mejor!!,, y si alguien piensa que puedes estar exagerando,, yo les digo que no!!, en dos palabras IN PRESIONANTE!! ejjeje.. ;-) bikos

    ResponderEliminar
  2. Hola bruji!!! Eso es saber celebrar que el Depor vuelve a primera!!! 8) Este sitio como dices muy bien en dos palabras es IM Presionante ;) Nunca defrauda porque el producto es increíble. Gracias por participar en este pequeño rincón!!! Biquiños

    ResponderEliminar
  3. Que mal la pasais los 2 kbroncetes!!! Un abrazo desde Caracas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Jorge, te echamos de menos!!! A ver cuando te decides y conoces este mágico litoral!!!

      Eliminar