viernes, 10 de febrero de 2017

Cordero al Horno, estilo Castellano



1 Cuarto delantero de Cordero Lechal
1 Vaso de Vino Blanco de Rueda (o de otra zona castellana)
2 Vaso Grande de Agua (más si en el transcurso es necesario)
2 Tallos de Cebolletas
1 Diente de Ajo
1 Manojo  Perejil
1 Hoja de Laurel troceada
1 Patata Grande (Opcional)
Un poco de Manteca de Cerdo
Sal

Sobre 4 horas antes de la preparación colocamos el cordero en un barreño, lo cubrimos de agua, añadimos un puñado de sal, los tallos de la cebolletas, el perejil y la hoja del laurel troceada.



En el momento de la preparación, sacamos el cordero y lo secamos bien con papel de cocina. A continuación untamos un diente de ajo pelado por todo el cordero. Eramos tres personas y cogimos un cuarto delantero de cordero, porque para nosotros es la mejor parte de este animal, pero como siempre, para gustos colores.

Después de repasarlo con el ajo, salamos y lo ponemos en la fuente de barro, vidrio o rosticera con la parte externa hacia abajo. Como todos los comensales presentes vamos altos de colesterol, a la parte interna no le dimos un "barniz" de manteca y la dejamos para la parte de la piel solo. Pero para comensales sanos como robles, se le añade la manteca en ambos lados.



Calentamos el horno a 180° y una vez caliente introducimos el cordero, echamos el vino y el agua por encima, cerramos y lo tenemos a esa misma temperatura durante una hora, remojandolo con su propio jugo cada 15 minutos. Es importante que el asado no quede sin jugo por lo que añadiremos agua con un poco de vino siempre que sea preciso.



Damos la vuelta a la pieza, le añadimos la capita de manteca y comprobamos si es necesario añadir líquido. Este lado tambien lo dejaremos durante una hora pero haremos un procedimiento diferente. A los 15 y 30 minutos remojaremos el cordero con su jugo pero no más para conseguir que la piel este crujientits. Y a 5 minutos del final, con precaución de no pasarnos subimos la temperatura a 250°.

Si queremos incorporar las rodajas de patatas, lo haremos 35 minutos antes, para no quemarlas y nosotros les añadimos por encima un poco de vino blanco. Este paso es opcional y pensar que la patata absorberá parte del jugo.





Se acompaña este plato con una ensalada de lechuga o escarola y un tinto que tenga cuerpo y potencia. Tampoco es mala idea tomarlo con champagne o cava brut nature. ¡Buen provecho!


jueves, 9 de febrero de 2017

Salmón Fresco con Mostaza a la Antigua


Hoy subimos una receta sencillísima. Ingredientes

Salmón Fresco
1 Puerro
1 Cebolla Fresca o Cebolleta mediana
1 Vaso de Vino Blanco Seco
50cl de Nata para cocinar
3 cucharadas de Mostaza a la Antigua ( la de granos)
2 cucharadas de Mostaza de Dijon
Eneldo fresco
Pimienta Negra
Sal
Aceite Oliva


Picamos finamente el puerro y la cebolleta y pochamos a fuego lento con un golpe de sal y pimienta negra.


Cuando esté pochada le añadimos el vino blanco y lo dejamos reducir.



A continuación incorporamos la nata, con fuego lento y añadimos las mostazas. Probamos para corregir el punto y es aqui donde cada un@ determina qué punto de sal y mostaza quiere. Con fuego minimo dejamos que la salsa reduzca pero evitando que "suba". En este caso, como nos gusta su sabor hemos puesto 3 c. de Mostaza Antigua y 2 c. de Dijon, pero estas cantidades siempre son a gusto. También en este caso hemos añadido un poco de leche natural de vaca para hacer la salsa un poquito más líquida, pero cada persona le tiene que aportar su punto o gusto.

A 5 minutos de finalizar la salsa incorporamos el eneldo fresco, a gusto. Si no tenemos eneldo fresco, podemos añadirlo seco, como fue en este caso, pero es mucho mejor la primera opción por aroma y colorido.



Entonces salpimentamos y ponemos un poco de aceite sobre los lomos o en su caso, las rodajas y las disponemos en la plancha hasta el punto que queramos darle al pescado.


Emplatamos, salseamos y listo para comer. Para acompañar este plato, un vino blanco, que en nuestro caso fue un blanco con crianza de la D.O. Rias Baixas.

viernes, 3 de febrero de 2017

Paco Garcia Beautiful Things 2012



Nos juntamos unos amigos para catar esta nueva añada de Beautiful Things de la bodega Paco García, propiedad de Juan Bautista García  y su mujer... una bodega con filosofía moderna que nació  en 2008 sobre los cimientos de una bodega muy clásica propiedad de sus padres. De hecho su nombre Paco García es todo un homenaje a su padre. Un vino que desde la bodega nos afirman que esta hecho "para hacer el amor"... jodó y nosotros catandolo siendo todo tios!!! 8)

Este Beautiful Things ( Cosas Maravillosas ) es un vino elaborado con uvas Tempranillo (90%) y Graciano (10%), uvas procedentes de un viñedo plantado en los principios de los años 40 del siglo pasado en la Finca La Dehesa y que tiene una crianza de 16 meses en las mejores barricas francesas de la bodega.

CATA

Visual: Para empezar nos sorprende que siendo una añada 2012 tenga ese brillante color picota, con ribete púrpura más propio de un vino con menos edad. Su capa es medio-alta y forma una abundante lágrima que corretea lentamente para volverse a juntar con el vino.

Nariz: En un principio nos da mucha fruta roja: grosella, fresa y frambuesa con toques de frescura y acidez que con el paso de una hora se vuelven más maduras. Sobresalen también otras notas especiadas elegantes, tofes y cacaos.

Boca: Tiene una entrada firme, fresca, carnosa, con taninos maduros y un todo muy equilibrado. Salen notas cremosas, especiadas, tostadas y sutilmente, alguna mineral. El final de largo recorrido deja el postgusto con un punto de golosa acidez.

Un vino que acompaña con presencia platos de caza, guisos de invierno, asados, carnes rojas y quesos viejos, sin problema alguno. Y cómo no, para ocasiones especiales, haya o no final feliz...


miércoles, 25 de enero de 2017

Tobelos Garnacha 2009 ...sorprendente!


Nos reunimos con Iago, un amigo y enólogo con un presente firme y un futuro prometedor para catar un vino que con cariño hemos guardado más de un lustro: Tobelos Garnacha 2009 de La Encina Bodegas y Viñedos, DOC Rioja.

Las uvas proceden de dos parcelas en las laderas se la Sierra Cantabria: Sauco y Peña de las Heces, viñedos que tienen una edad media de 60 años.

Después de recoger las uvas manualmente y despalillarlas se hace una maceración en frío por tres días, se produce la fermentación alcohólica durante poco más  de una semana con remontados diarios, se macera con sus hollejos durante tres semanas y la maloláctica se produce en barricas. La crianza se realiza durante 14 meses en barricas francesas y americanas.


CATA

Visual: Color picota de capa media-alta, con riberes cardenalicios. Tiene un precioso brillo tan característico de la garnacha y la lágrima es abundante, con recorrido lento como el Paso de una procesión de Semana Santa.

Nariz: Iago afirma que percibe una sutil nota volátil que le aporta complejidad. Aparecen notas de frutas del bosque negras y maduras, especiados, tostados, notas de frescor y minerales. Se percibe con claridad la elegancia que tiene esta variedad de uva, posiblemente la uva que mejor transmite la pasión de la tierra en la copa.

Boca: Entrada gloriosa por su potencia, carnosidad y frescura. A pesar de su añada, es todo un cañón  de juventud. Finos taninos, buena acidez, con sus 14,5° totalmente integrados pasa por la boca dejando notas especiadas, frutales, cafeteras y suaves toques terrosos. Su final es amplio, equilibrado y bastante largo.




Un vino que nos ha gustado mucho, que en cata a ciegas podría despistar en su origen y con una muy buena RCP. Aceptará con facilidad compartir platos poderosos como guisos de carne, caza o asados.




viernes, 9 de diciembre de 2016

Amanda Carr, la voz que te emociona en diferentes géneros


Amanda Carr es una vocalista y pianista de Massachusetts que es capaz de hacerte vibrar en varios géneros musicales, puede conquistarte a través del pop, rock, folk, jazz o blues. 

Como dice el refranero español "De casta le viene al galgo" y es que la familia de Amanda ya desde los años 1920 se dedicaban a la música, siendo su abuela una reconocida pianista. Su madre Nancy Carr era una asidua cantante en el Totem Pole Ballroom y su padre, Nick Capezuto, dominaba la trompeta hasta el punto de tocar junto a los míticos Glenn Miller, Woody Herman o Louis Prima, entre otros.

Empezó muy joven tocando en los night clubs del área metropolitana de Boston sobretodo con canciones de pop y rock. Pero después de años recorriéndose la Región de Nueva Inglaterra es indudable que su reconocimiento llegó de la mano del jazz y sobre todo con su disco Common Thread (2009) junto a The Kenny Hadley Big Band con el que entraron en la lista semanal de los 50 discos de jazz mas vendidos del Billboard.

Tal reconocimiento hizo que el crítico gurú del The Wall Street Journal, Nat Hentoff escribió “...a true jazz singer in a time of wannabes” (una verdadera vocalista del jazz en una época de principiantes o quiero y no puedo). ¡Ahí es nada!

Entre sus muchas actuaciones, tanto en su pais como fuera, vamos a destacar la gira nacional que organizó "A Tribute to Peggy Lee" en la cual en 30 ciudades colgó el cartel de "Todo vendido".


Sobre este CD qué se puede decir... que cuando acaba la última canción le das a la tecla "Repetir'. Para muchos el mejor trabajo de sus cinco CDs. La selección de los temas, un ramillete de clásicos como  "The End of a Love Affair", "They All Laughed,", "Just You, Just Me", "There's a Small Hotel" o esa unión entre la voz sensual y dulce, una voz contralto que transmite cada frase con excelente claridad de Amanda y el sonido espectacular de la big band formada por seis saxos, cuatro trompetas, otros cuatro trombones, un guitarrista, un bajo y Kenny Hadley en la percusión... Si te gusta el jazz, sobre todo con reminiscencias a los 50s, te enganchará.

Aquí os dejamos una muestra de su arte


domingo, 4 de diciembre de 2016

Lubina a la Espalda



1 Lubina (en este caso es para 5 personas)
2 Patatas
2 dientes de Ajos
1 Guindillita/Cayena
Vinagre de Sidra
Sal
Eneldo
Perejil
Aceite de Oliva

Nos dan la gratísima sorpresa de traernos una lubina salvaje de dos hermosos kilos y decidimos elaborarla a la espalda, una receta que nos encanta por su sencillez y sabroso resultado.



Lavamos el pescado, que ya en la pescadería lo han abierto " en libro" y lo secamos con papel de cocina. Encendemos el horno a 180° para calentarlo. Lavamos y pelamos las patatas, cortándolas en rodajas un poquito gruesas. Ponemos un poco de aceite en la bandeja del horno ( o rosticera ) y colocamos las rodajas haciendo "una cama", espolvoreamos el eneldo y rematamos con un chorrito de aceite sobre ellas. Cuando el horno está suficientemente caliente introducimos la bandeja y la dejamos durante 20 minutos. 



Pasado ese tiempo sacamos la bandeja del horno y colocamos la lubina abierta con la piel sobre las patatas. Salamos, ponemos un chorrito del vinagre de sidra y un chorreton de aceite sobre la lubina y la metemos al horno con la misma temperatura. Si la lubina fuera mas pequeña con 12-15 minutos sería suficiente, pero como ésta pesa dos kilos la vamos a dejar 17 - 20 minutos más, dependiendo el punto que busquemos.



Pelamos los ajos, los cortamos en láminas y los echamos a la sartén con el aceite caliente junto a la cayena partida en dos mitades. Antes que se doren apagamos y rapidamente echamos el perejil, que debe de quedar de su color verde original, removiendo varias veces con una cuchara de madera. Este paso lo tenemos que hacer justamente cuando la lubina esta a punto, que ambos pasos coincidan en su finalización porque cuando saquemos la lubina le tenemos que echar el contenido de la sartén sobre ella.



Para finalizar esta receta tenemos que recoger la salsa o jugo de la rosticera y la vertimos en la sartén que previamente hemos utilizado, con fuego bajo removemos varias veces con la cuchara de madera para ligarla. Repetimos este paso dos veces más y servimos. Buen provecho!











sábado, 26 de noviembre de 2016

Anchoas (boquerones) a la plancha con Salsa de Tomate

1 docena de Anchoas
Sal
Aceite Oliva Virgen

SALSA DE TOMATE
1 Tomate maduro grande
1/2 diente grande de ajo (o uno pequeño)
Orégano 
Perejil
Vinagre de Vino
Aceite de Oliva Extra
Sal



Nos vamos al Mercado de Pamplona y visitamos a Javier, nuestro "pescatero" favorito, quien nos ofrece unas hermosas anchoas traídas del puerto vizcaíno de Guetaria. Como apunte el puerto vasco más importante en la entrada de este pescado es el de la villa vizcaína de Ondarroa.

Limpiamos las anchoas quitándolas cabeza, tripas y espina. Las lavamos bien y las secamos con un papel de cocina. Las ponemos abiertas con la piel bocabajo y las salamos. Preparamos la salsa de tomate.




Ponemos un fuego fuerte hasta que la plancha esté bien caliente y bajamos a fuego bajo. Ponemos un poco de aceite sobre la plancha y ponemos las anchoas con la piel hacia arriba. 


Las tenemos poca más de un minuto y les damos la vuelta, dejándolas solamente unos segundos.

Emplatamos y añadimos la salsa. Así de fácil y sencillo.



Para la salsa de tomate

Quita la piel  al tomate, trocéalo y colócalo en el vaso batidor. Añade media cucharada de vinagre,  tres cucharadas de aceite, golpe de orégano, el ajo y sal a gusto. Bate y reserva.

El título de este post tiene los dos nombres por los que se conoce este pescado en fresco  en España, anchoa o bocarte en el norte y boquerón en el sur. Eso sí, si es en conserva tiene el común nombre de "anchoa".