viernes, 26 de septiembre de 2014

X Concurso de Tapas en Lugo



Del 12 al 30 de este mes de Septiembre se celebra el décimo Concurso de Tapas de la ciudad lucense con la participación de 50 Establecimientos. El pincho que ofrece cada local tiene una horquilla de precio de 1,50 a 3€. La participación de los clientes tiene un aliciente en forma de regalos. Por cada tres locales sellados se entra en un concurso de productos varios. Eso si, si pides el pasaporte del concurso donde aparecen todos los locales y sellas la mitad entras en un concurso con premios mas valiosos y si eres capaz de sellar los cincuenta locales en los dieciocho dias entras en el sorteo de un crucero con todos los gastos pagados.

Pues sabiendo las reglas y por estar solo una noche, nos pedimos varias hojas para sellar en tres locales y poder dar nuestro voto al que considerásemos el mejor. José, Rubén y Bernard hicieron de excelentes guías.

Empezamos apuntando alto, ya que nos acercamos al España para probar su tapa "Vieira, fideos de calabacín, Tempura de Codium y Perlas Japonesas" (3€) que venía dentro de un botellin de cerveza cortado longitudinalmente. Tanto por la presentación, texturas y mezcla de sabores, los elogios fueron muchos.




Bajamos a A Taberna do España donde ofrecían "Lomos de Sardina con Aceite de Brasas, Pan de Maíz y Pimientos de Mougán" (2,5€). Sin tener la presentación de la anterior tapa, ésta respiraba galicia por sus cuatro costados. Bien la presentación y excelente de sabor.



Entramos otra vez en el recinto amurallado y nos fuimos a La Barra, donde tenían una tapa que se llamaba "Romeo y Julieta"(3€). Consistía en una Vieira con un mejillón, una salsa de corales, unas bolas de melón y sandía y algunos piñones. Digamos que esta tapa, su presentación y mezcla de ingredientes no la supimos entender.


Nos acercamos al Diveca para probar su "Tosta de Jamón y Queso de Cabra sobre Cebollita Caramelizada" (2€). Aquí no había inventos raros, una clásica tosta, rica y abundante. Además disfrutamos con la simpatía de la camarera... buena visita.


Donde el mercado, nos fuimos al O Mercado Rotos e Cañas para disfrutar de una "Mini Burger de Rabo de Toro con Gelatina de Valdeorras" (3€). Sabrosa.



Ya en la Pulperia O Castelo, nos ofrecieron su tapa "Carrilera de Cerdo Ibérico en Maridaje de Vino con Puré de Patata" (2,80€). Bien guisada y tapa consistente por su cantidad.



Y el último que visitamos fue la gran sorpresa del recorrido. Nos fuimos al Paprica donde disfrutamos de una "Merluza de Celeiro con Bocabits de Chipirón y Helado de Tomate Asado". El Bocabits era un crujiente de arroz negro. Tanto por la composición visual de la tapa, el punto de la merluza y el crujiente y el contrate fresco de un elegantísimo helado de tomate... lo tuvimos muy claro. 



A veces al final, te encuentras lo mejor... En este caso, sin desmerecer al primero, que también nos encantó y a los demás participantes que pusieron el listón bien alto.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Restaurante Sansibar...Fuego, Arte, Producto & Paciencia



En un lugar perdido de la remota península de O Grove existía una pareja enamorada de la brasa y el producto que con mimo atendian a los comensales que a su puerta llamaban. Parece el principio de un cuento de los Hermanos Grimm, pero es una realidad que tiene como nombre Brasería Sansibar.

Este restaurante se situa en los bajos de una casa donde vive un alemán, Christian, casado con una gallega, Luisa. La ubicación está en un no lugar de la península grovense, es decir, que en este restaurante es difícil que caiga alguien por despiste, es de esos perdidos lugares en plena campiña que entras porque vas especificamente allí. Como O Gaiteiro en Larage, cerca del coruñés municipio de Fene.

La terraza con una mezcla de mesas con y sin publicidad y la emisora de radio que suena por los altavoces te puede hacer pensar que no estas en el sitio indicado para disfrutar de una memorable experiencia gastronómica. Craso error. Una vez en el interior de la brasería notas que estás en el sitio indicado. El producto que ves en la brasa, el cuidado en vestir las mesas, la cristalería Riedel, la cava de vinos climatizada, el cálido recibimiento de la anfitriona o los aromas que emana de la parrilla... son muchas señales inequívocamente positivas.

El amigo Fran ya había preparado el menú degustación, y los demás no pusimos ni un solo reproche a su decisión. 



Empezamos con unos berberechos, hermosos, abiertos al calor de la brasa y sutilmente rociados con un suave aceite aromatizado con piel de pomelo. Era como empezar a leer una novela protagonizada por Philip Marlowe, nuestro detective favorito, no te hartas de devorar páginas... ni de devorar estos deliciosos berberechos.



Continuamos con unas almejas de cuchillo, abiertas al calor de la parrilla y con un aceite aromatizado en ajo, cebolla y piel de cítricos. 



Seguimos con conchas, tocando el turno a la navaja. Esta vez el aceite estaba marinado en ajo perejil, cebolla y limón.



Un pulpo a la brasa, con un ligero toque de chili, ajo, pimentón y lima que aportaban cierto toque de exotismo.

Esta trilogía a la brasa recordaba a la obra Milenium de Stieg Larsson con esas tres novelas negras que nos retrata una inquietante sociedad sueca. Ambos excelentes trabajos que te piden seguir leyendo/comiendo con avidez.



Llegó el turno de un pescado, fue cuando la lubina apareció en la mesa con una compañia de patatas gallegas cocidas y salteadas con mantequilla. Nos aportó una espléndida sensación por su textura y sabor. Tan memorable como el papel de Kim Basinger en L.A. Confidential.



Y llegó el momento de la carne gallega, fusión de excelente producto tratado con el mimo y la sapiencia de Christian, con ese arte que se adquiere al hacer durante muchos años aquello que te gusta... porque para alcanzar la casi perfección solo se llega por el camino del disfrute y de la creencia en lo que haces. Sin palabras, como la belleza y el carácter de Rita Hayworth en Gilda.



Terminamos con un helado de maracuya y coulis de frambuesa en sopa fría de chocolate blanco. Un perfecto broche fresco para tal homenaje, homenaje cuidadosamente atendido y explicado por Luisa.

Tomamos un albariño del Grupo Jorge Ordoñez, La Caña, que estuvo a la altura de este memorable homenaje hasta llegar a la carne, que fue disfrutada con un Lalama.

La novela negra y la buena gastronomía tienen fieles adeptos y nostros tenemos la suerte de serlo de ambos campos... seguir la pista que os lleve a disfrutar del Sansibar, un escondido lugar de fuego, arte, producto y paciencia, como reza el cartel de su puerta.




Braseria Sansibar
Balea 20 B - 36.988 O Grove, Pontevedra
(Se encuentra en la carretera de O Grove a San Vicente do Mar)
T. 986 738 513

sábado, 6 de septiembre de 2014

Maruja Limón, un maestro con duende



Nos vamos a conocer la nueva localización del Restaurante Maruja Limón donde Rafa Centeno te ofrece su cocina honesta, sabrosa, sorprendente e incluso divertida, todo ello envuelto con la sensibilidad y arte que éste joven cocinero emana.

El restaurante se encuentra en los bajos de un espectacular edificio, Siete Torres, construído en los años 40, con unos espaciosos jardines que forman un bello conjunto que es aprovechado para numerosos eventos.



La sala es muy acogedora, con tonos tierra, decoración minimalista y luz suave. 


Mesas amplias y suficientemenre separadas, vestidas con elegacia y teniendo una hoja de limonero como sencillo detalle decorativo.



Un pan de centeno, otro de pasas



y un vino tinto gallego, D.O. Rias Baixas, Zarate monovarietal caíño nos acompañaran en la experiencia.



Para "regar la plaza" nos tomamos una cerveza casera elaborada en Vigo, Nos es su nombre. "Nos" gustó por su delicadeza.




Empieza el espectáculo con una Navaja sobre Melón impregnado de Limón y Lima, en su punto perfecto de cocción e impecablemente limpia de molesta arenilla. Un conjunto delicadamente presentado, que explota en la boca con matices exóticos y prolongada frescura. Un plato que nos recordó por tales matices y sus tres elementos a "La Noche de la Iguana", donde en un ambiente exótico, el siempre complejo Burton vive una cargada atmósfera erótica con Ava Gardner y Deborah Kerr, espectaculares musas .




El steak Tartar con Queso Arzúa Curado y unas lágrimas de salsa picante es el siguiente pase. Este plato junto a las carrilleras casi siempre han estado presentes en las diferentes cartas de este Chef, con eso queda todo dicho. Casi el mismo vínculo que Vittorio de Sica con Sophia Loren.




A continuación nos llegó una Sardina a la Brasa, sobre pimientos de Herbón, cubierta de maiz molido en una gloriosa reducción del caldo de sus espinas. Ya los aromas que desprendía nos aventuraba un exquisito plato de potentes sabores atlánticos que iban armonizar con usía con el tinto gallego... y así fue. Puro poderío femenino que nos recordó a una explosiva Úrsula Andress saliendo del mar en 007 contra el Dr. No. En ambos casos, nos quedamos sin palabras.




Los pases salados remataron con una generosa ración de Bonito a la Llama sobre unos tomates deshidratados con jengibre que le daba un toque de frescor y originalidad. A pesar de su grosor, el bonito estaba en su punto. Como punto y aparte, el plato venía con la reducción de piel y espinas del pescado, con una concentración y sabor tan imponente que llegamos a pensar que llevaba un fondo de carne. Pero lejos de apabullar, el plato hechizaba por su elegancia de textura y sabores. Tanta fue la elegancia y sensibilidad la que nos transmitió que nos vino a la mente Audrey Hepburn cantando "Moon River" en el alféizar de la ventana ante un entregado George Peppard en Desayuno con Diamantes. También nosotros estabamos entregados a la magia de Rafa Centeno.




El postre fue la nota simpática, divertida e igualmente creativa que los anteriores. Era un Sorbete de Boniato con Queso Azul sobre Galletas Anisadas, donde el queso tanto por su corte como por los "restos de papel aluminio" evocaban, sin duda alguna, a los antaño muy conocidos quesitos de la Vaca que Ríe. Un postre que nos gustó y con el cual Rafa nos sacó una amplia sonrisa. Como lo hizo otro maestro, Michael Caine en Lio en Río enrollándose con la hija de su mejor amigo sin saber que su mujer le era infiel con tal amigo.




El postre fue acompañado por un curioso vino dulce elaborado con moscatel de grano menudo, Arman Doce, de la bodega orensana Casal de Armán.

Y todo ello servido, explicado y atendidos con exquisita profesionalidad por José, sumiller, y su compañera Alba.

Una comida memorable, por la sensibilidad, creatividad y honestidad de la cocina de Rafa Centeno. Como se escucha en el sur "Maestro, olé su duende"

viernes, 29 de agosto de 2014

Rest. Pedro Roca & fútbol, dos pasiones unidas por un título



Partido de la Supercopa de España entre el Campeón de Liga, el Atleti, y el de Copa, el madrid. Qué buena oportunidad para reunirnos cuatro foodies dos de cada equipo y jugarnos el hotel y la comida del dia siguiente en Santiago de Compostela. ¿Hay mayor placer que darte un homenaje y que sea patrocinado por aficionados del eterno rival? Alguien podría afirmar que el (buen) sexo lo es y seguro que no haríamos un largo debate del tema, pero hay que experimentar lo que sentimos esa noche ganando el título, por la mañana cuando pagaron las habitaciones y el homenaje de "clo-clo" que nos dimos los atleticos en ese templo gastronómico que es el restaurante de Pedro Roca.



Al sentarnos, nos puso un aperitivo que nos hubiéramos comido una ración... patatas fritas caseras con unos xureliños escabechados con usía 







Y unas sabrosas croquetas de rape





Una vez calentado los estómagos, empezamos con un bonito marinado con encurtidos cuya textura, sabor y su multicolor presentación fue comentada por todos con admiración.






Después una tortilla de grelos y berberechos que nos pusieron los jugos gástricos con más revoluciones que un motor de F1. Espectacular la jugosidad, originalidad y punto de los berberechos.




Rematamos los pases salados con un glorioso Steak Tartar, que el maestro Pedro lo proyecta a niveles insólitos.




El postre fue un bocadito, algo mínimo, para cambiarnos los sabores de la boca antes de la guinda. Nos encantó la combinación de queso fresco con moras y, sobretodo, unos higos con arroz con leche caramelizado.




La guinda fué una botella de champagne Bérêche & Fils, un espumoso de maison familiar, de muy pequeña producción, espectacular de sensaciones. No nos extraña que The Times lo haya nombrado como la grata sorpresa de esta burbujeante región.




Antes nos tomamos otra curiosidad, un tinto de DOC Rioja de uva Maturana 100%, de una muy pequeña bodega familiar que se llama Azenari, que nos encantó por su elegancia.



En fin, un placer de comida, como siempre que se visita la casa santiaguesa de este mago de los fogones ferrolano, un placer la compañía que aun siendo rivales somos grandes amigos y un placer enorme que esta reunión fuera patrocinada por los que perdieron el título, título que volvió a levantar nuestro querido Atlético. Rien ne va plus!!


jueves, 28 de agosto de 2014

Casa Fernández... más de 100 años de esencia gallega



Hablar de Casa Fernández, conocido entre sus clientes como O Parvadas, es hablar de la taberna en funcionamiento más antigua de la ciudad de Pontevedra. 


Más de 100 años ofreciendo ribeiros en tazón, pulpo a feira, tortilla de patata, zorza, empanada de maíz o trigo  y otros platos clásicos de la gastronomía gallega. 100 años de clientes, amigos y pandillas, de conversaciones y tazones sobre viejos barriles, de encuentros y reencuentros al calor de una vieja barra de madera.




Y en la parte posterior, una hermosa terraza emparrada que te hace sentir en una tranquila leira del Salnés en vez del corazón pontevedrés, junto a la Iglesia de la Virgen de la Peregrina.



Una taberna con muchas peculiaridades, de la que destacamos la ausencia de nombre en la fachada, no le hace falta porque tantos lustros abierta todo el mundo sabe donde se encuentra.



Casa Fernández un pedacito de historia de la ciudad, una rica cocina de recetas clásicas con aromas caseros y precios sinceros, un lugar para compartir vinos y amistades... donde visitarlo es no olvidarlo.




Casa Fernández 
Rua González Zúñiga 4
Tlf. 986.864.710
Pontevedra

martes, 12 de agosto de 2014

Anchoas fritas al estilo norteño



Subimos una receta facilísima y sabrosísina de anchoas fritas como se suele hacer en el Norte, para mis vecinos este plato se llama Anchoas a la Donostiarra, pero es que ellos son de San Sebastián y "arriman la anchoa a su brasa". Lo que en el Norte llamamos anchoa, en el resto de la península lo llaman boquerón... da lo mismo, lo mismo da.

Ingredientes

20 Anchoas frescas
5 Dientes de Ajo
2 Cayenas o Guindillas (Una si queréis sólo un sutil picor)
Perejil (Opcional)
Aceite
Sal

Las anchoas se limpian de cabeza y tripas, se les da un lavado bajo el grifo, no en exceso porque ablandará la carne, y se salan.

Troceamos el chile, laminamos los ajos y los añadimos a una sartén, con al menos un dedo de aceite de oliva, a fuego muy bajo para, mas que dorar los ajos, confitarlos. Cuando están a punto se retira, ajos y picante, reservándolos para después.




Subimos el fuego a una intensidad alta y añadimos las anchoas, evitando echarlas todas de golpe sino poco a poco, colocandolas para que haya espacio entre ellas. De este modo también evitamos que la temperatura del aceite descienda bruscamente. Hay que darles un toque por cada lado para que nos queden jugosas, en total sobre los 20 segundos.



Según vamos retirándolas del fuego las ponemos en un plato con papel de cocina para que escurran el aceite. 




A continuación, las ponemos en una fuente y añadimos los ajos y las cayenas. Se pude añadir perejil, bien picadito natural o de frasco.


Cuando las presentamos en la mesa, uno de los comensales mezcló el aceite de la sartén con vinagre de Jerez y se lo echó por encima de sus anchoas... y probándole una, no le quedaba nada mal.

Eso es lo bonito de cocinar con amig@s, compartir ideas, conversaciones y sabores...

lunes, 11 de agosto de 2014

Cangrejos de Río a la Riojana, de rechupete


Nos llama nuestro amigo navarro Josechu para ir a coger cangrejos de rio a la provincia de Burgos... cuánto tiempo hace que no vamos a coger esta delicia fluvial!! 

El resultado fue todo un éxito, llevándonos a casa un recipiente de 12 litros lleno de estos pequeños pero deliciosos animalitos, por lo que aprovechando la circunstancia, los preparamos a la manera clásica y tal receta tenemos el placer de compartirla con vosotr@s.

Ingredientes

Kilo y medio de Cangrejos
8 Tomates medianos maduros pelados
3 Dientes de Ajo
1 Cebolla Grande
3 Pimientos Verdes
1 Vaso de Vino Blanco Seco (2 dl.)
2 Hojas de Laurel
2 Cayenas o Guindillas Picantes
Pimienta Blanca Molida (aquí pusimos Pimienta 5 bayas)
Ajo en polvo
Sal
Aceite de Oliva Extra





Se ponen los cangrejos en el fragadero y se deja correr el agua para darles un lavado. En zonas donde el agua es un bien escaso, se pone el tapón y el consumo es mucho menor.




En una cazuela con fuego suave, ponemos un chorretón de aceite y añadimos la cebolla picadita y un golpe de sal. 




Cuando se empiece a pochar, añadimos el ajo muy menudito, los pimientos cortados en cuadraditos, el laurel, la pimienta y la cayena.

Cuando veamos que todo esta pochadito, añadimos los cangrejos, unos golpes de ajo molido, el vaso generoso de vino blanco y tapamos la cazuela.


Cuando los cangrejos tengan un color rojo intenso, añadimos el tomate y damos vueltas a la cangrejada con cuidado para no separar las pinzas del cangrejo. Los dejamos un par de minutos, rectificando de sal y pimenta si es necesario, y apagamos el fuego, dejándolos enfriar en la misma cazuela.





Esta receta se realiza con los cangrejos enteros, hay otras versiones donde se limpian las colas pero sin separarlas de sus cabezas. Como para nosotros, el hecho de comer cangrejos de rio supone ponerte de salsa hasta el codo y la cara casi pintada como un payaso, nos inclinamos por esta versión que, sin duda alguna, es menos limpia pero es la de rechupete... literalmente!!